Mecanismo de Windlass

¿Qué es el Mecanismo de Windlass?

Este mecanismo fue descrito en el año 1954 por el autor americano John Hicks en un artículo que tenía por título “The mechanics of the foot, II: the plantar aponeurosis and the arch”. Describió el Mecanismo Windlass como la estructura formada por la fascia plantar, calcáneo, sesamoideos y metatarsos, que actúan como poleas.


La planta del pie está cubierta de una gruesa banda de tejido conectivo denominada fascia plantar que discurre desde el calcáneo hacia los dedos y con una función muy clara: soportar el arco longitudinal medial del pie. Esta estructura permite la adaptabilidad del pie a terrenos irregulares y su aportación elástica mejora la absorción de impactos contribuyendo además al ciclo propulsivo durante la locomoción, a través de una de las poleas principales de nuestro cuerpo localizada en el pie. Esta polea que nos permite propulsarnos hacia delante se la conoce como Mecanismo de Windlass.

¿ Cómo funciona el Mecanismo de Windlass?


El Mecanismo de Windlass permite la elevación y compactación del arco medial del pie, preparándolo para la fase de despegue.  Durante esta fase el pie tiene que estar en la posición de bloqueo para poder transmitir toda la fuerza y permitir la elevación o despegue. 

Este mecanismo se realiza mediante la fascia plantar. La flexión dorsal del dedo gordo del pie tensa la fascia plantar que a su vez verticaliza el calcáneo y eleva el arco medial adoptando la posición llamada de bloqueo.

En las siguientes imágenes se puede apreciar su funcionamiento.

mecanismo de Windlass.jpg

Este mecanismo se repite muchas veces durante el día al realizar la marcha.

Cualquier modificación en la fascia plantar que ocasione alguna alteración del Mecanismo de Windlass puede producir dos posibles afectaciones:

• Fascitis plantar, la fascia se puede ver afectada por un proceso inflamatorio.

• Hallux rigidus, patología que produce una disminución de movimiento de la primera articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie. Esta articulación está en la base del dedo gordo, inicialmente es llamado hallux limitus y posteriormente hallux rigidus.

hallux rigidus.jpg

Síntomas de un mal funcionamiento del Mecanismo de Windlass

  • Dolor en las rodillas, caderas y lumbares pueden tener su origen en una deficiencia del tipo Hallux limitus o rigidus, ya que altera la biomecánica tanto en bipedestación como en la marcha.

  • Exceso de pronación, diversos estudios muestran que existe una relación entre el Hallux Limitus  y la pronación, debido a que a mayor eversión del retropié existe una menor flexión dorsal de la primera articulación metatarsofalángica.

  • Fracturas y fisuras por estrés en los metatarsos al soportar más tensión de la debida ya que el Hallux no ejerce su función correctamente.

  1. Durezas o callos en las interfalángicas del Hallux por la presión que ejerce un pie excesivamente pronado o con arco muy descendido al hacer el apoyo.

Test de Jack o maniobra de Hubscher

test de Jack o maniobra de Hubscher

Un correcto funcionamiento del Mecanismo de Windlass es importante para poder correr bien, e incluso caminar. Existe una manera de comprobar si nuestro mecanismo funciona correctamente: la maniobra de Hubscher o test de Jack. Se trata de ponernos de pie, otra persona debe ayudarnos levantando nuestro dedo gordo; si observamos aumento del arco plantar y rotación externa de la tibia, el test se considera negativo, es decir, que la polea hace bien su función. Si el resultado es el contrario y vemos que el arco plantar no se levanta, hay una falla biomecánica. En este caso deberemos ponernos en manos del especialista para buscar una solución y así evitar lesiones. Además, los profesionales del sector nos ayudarán en caso de tener que utilizar algún tipo de órtesis.

Mitos y realidades sobre el pie plano

¿Sabías que en México, entre 15 y 20 por ciento de la población padece pie plano?

¿Sabías que en México, entre 15 y 20 por ciento de la población padece pie plano?

El pie plano es una afección en la que toda la planta del pie toca el piso cuando la persona está parada. Es bastante común y puede ocurrir durante la niñez si los arcos de los pies no se desarrollan, aparecer después de una lesión o por el desgaste de los años.

La mayoría de las personas no presentan síntomas, no obstante, otras pueden sufrir dolor en los pies, especialmente en el talón o el arco.

Te invitamos a conocer algunos mitos y realidades sobre esta afección.

Mitos sobre pie plano

• El pie plano surge únicamente durante la niñez.                                                                              

Falso. Ciertos factores, como el envejecimiento, sobrepeso y lesiones, pueden provocar daño en los tendones, lo que desemboca en pie plano, incluso en personas a quienes ya se les han formado los arcos.

Caminar descalzo lo ocasiona.                                                                

Falso. El caminar descalzo estimula y fortalece la función de los músculos del pie.

• Son “malos” los zapatos tipo flats, balerinas.                                                                                 

Cierto. Investigadores de la Universidad de Auburn, en Estados Unidos, descubrieron que el uso permanente de las balerinas no solo provoca dolor de pies, tobillos y piernas, también puede alterar la forma en que una persona camina debido a que no ofrecen el soporte adecuado al arco del pie.

No hay cura para el pie plano.                                                                                                              

Falso. Los pies de los pequeños pueden crecer y desarrollarse normalmente si se usan zapatos especiales, plantillas o aparatos ortopédicos.

• Hay varios tipos de pie plano.

Cierto. Existe el pie plano rígido y el flexible. El primero es el más doloroso, se presentan alteraciones grandes en la forma del pie y por lo general requiere uso de plantillas. Un niño con pie rígido se cansa mucho y no puede caminar bien. El pie plano flexible puede corregirse con ejercicios (caminar de puntitas y de talones o agarrar objetos con los dedos de los pies), casi nunca causa cansancio o molestias importantes.

• Si en mi familia hay antecedentes de pie plano, mi hijo va a tenerlo.

Falso. Aunque sí se ha observado cierta tendencia familiar, no se ha identificado ningún gen ni factor asociado que esté implicado en el pie plano.

• Se debe diagnosticar desde bebé.

Falso. Un buen diagnóstico debe realizarse a partir de los tres años de edad. Los pies de los bebés tienen una especie de almohadilla de grasa que se va deshaciendo conforme crecen, por lo que no es posible detectarlo antes de esa edad.

• Es una discapacidad.                                                                                                                               

Falso. No se clasifica como tal ya que la mayoría de los pacientes con pie plano pueden correr, saltar o realizar cualquier otra acción sin complicaciones.

• Si tengo pie plano no puedo hacer ejercicio.

Falso. Es posible caminar descalzo, correr, saltar o hacer alguna otra actividad sin empeorar la afección. Dependiendo del tipo de pie plano, un especialista determinará el mejor tratamiento para que puedas realizar tus entrenamientos de manera segura para tus pies.

Consejos para cuidar tus pies en verano

El calor tiene relación directa con el cuidado de los pies, ya que las altas temperaturas, sobre todo en verano, influyen especialmente en esta parte del cuerpo. El calzado que se suele utilizar en esta época es abierto, lo que conlleva a tener más ventilación, pero también una mayor exposición a los rayos solares, por ello te recomendamos:

El sol puede afectar negativamente la piel de nuestros pies.

El sol puede afectar negativamente la piel de nuestros pies.

✔ Proteger tus pies con crema solar, haciendo hincapié en la parte del empeine sin olvidar la zona plantar.

La llegada del calor provoca en nuestros pies un exceso de sudoración. Esto hace que aumenten las posibilidades de desarrollar infecciones como los hongos, te sugerimos :

✔ Utilizar calcetines y calzado fabricado con tejidos transpirables, evitando el plástico. 

✔ Cambiar los calcetines varias veces al día.

✔ Lavar los pies diariamente y secar entre los dedos exhaustivamente para evitar humedad.

✔ Ventilar el calzado tras su uso prolongado y no repetirlo más de dos días seguidos.

✔ Usar talcos específicos para pies que absorban el exceso de sudoración.

En esta época también pueden presentarse pies hinchados, ya que los vasos sanguíneos se dilatan por las elevadas temperaturas del verano y se reduce la elasticidad de sus paredes, parte imprescindible para bombear la sangre desde las extremidades hasta el corazón, provocando así una hinchazón, para evitarlo te recomendamos:

✔ Colocar las piernas en alto durante un tiempo y refréscalos con agua fría, ayudando así a mejorar su circulación.

Con el calor, un calzado muy ajustado podrá causar lesiones en la piel como ampollas o rozaduras, te sugerimos:

✔ Utilizar un calzado cómodo, que se sujete bien, de calidad además que cuente con una buena ventilación, que permita la correcta transpiración.

Utilizar calzado abierto también puede provocar en nuestros pies resequedad y grietas (sobre todo en los talones) por ello es necesario:

✔ Hidratar diariamente la piel con cremas específicas para los pies.

Otra recomendaciones importantes:

✔ Si acudes a piscinas, vestidores y duchas públicas, utiliza chanclas ya que ayudan a prevenir el contagio de hongos.

✔ Evita el uso chanclas para caminar por largos recorridos o para realizar prácticas deportivas, su uso prolongado puede generar diversos problemas y patologías en tus pies, como fascitis plantar o dedos en garra.

✔ El uso de plantillas ortopédicas personalizadas Piédica favorecen la salud de tus pies en esta época debido a que:

  • Tienen un efecto termorregulador, de modo que, el sudor no se acumula en el calzado asimismo son transpirables controlando el calor en los pies.

  • Brindar confort y estabilidad.

  • Tienen propiedades hipoalergénicas, no guardan olor ni bacterias.

  • Estimula la correcta circulación sanguínea, adecuada para evitar lesiones y rozaduras, así como reducir molestias que provocan los pies cansados.

Alimentos que favorecen la salud de tus pies

Mantener una correcta salud en los pies es fundamental para tener una buena calidad de vida, son los encargados de llevar todo nuestro peso en el día a día. Conseguir unos pies saludables requiere de una serie de cuidados pero también de llevar una alimentación equilibrada y acorde a lo que los pies necesitan. A continuación te presentamos algunos alimentos nos pueden ayudar a aliviar y prevenir determinadas dolencias que sufrimos en nuestros pies:

alimentos que favorecen la salud de tus pies

Alimentos diuréticos. En muchas ocasiones, el aumento de volumen y pesadez de los pies se debe a una retención de líquidos. Para depurar el organismo y eliminar el exceso de líquidos son aconsejables alimentos diuréticos como la piña, pepino, tomate, alcachofa, apio y espárragos.

Calcio. En la etapa del crecimiento es imprescindible llevar una alimentación rica en calcio para formar unos huesos fuertes, pero también lo necesitamos a lo largo de nuestra vida para mantener la salud en los huesos. Incluye en tu dieta productos lácteos como el yogur, el queso y la leche que son excelentes .

Granos. Se recomienda el consumo de granos enteros que son los menos procesados como el arroz integral, la avena, la quinoa o la cebada. Al ser bajos en sodio ayudan a evitar la hinchazón de los pies y mejoran la circulación.

Frutas y verduras. Al igual que los granos, estos alimentos son bajos en sodio y ayudan a reducir la hinchazón de los pies y los tobillos.

Alimentos ricos en Omega 3. Son eficaces contra la inflamación de partes del cuerpo como los pies, permitiendo así una reducción de la tensión y la rigidez articular,. El Omega 3 lo encontramos en diversos pescados como el atún, sardinas y salmón, en el aguacate, nueces, semillas de linaza, chia, entre otros.

Carne y legumbres. Son una fuente natural de proteínas, ideal para evitar los edemas en los pies. Incluye en tu dieta aquellas carnes blancas como las de ave y pescado, y las legumbres naturales.

Para una correcta circulación de la sangre en nuestro organismo, la actividad física y una dieta equilibrada favorecerán también a nuestros pies y piernas. Te recomendamos reducir el consumo de sal, embutidos y grasas saturadas ademas de tomar de 1.5 a 2 litros de agua diarios para mantener el cuerpo hidratado.

Tendinitis del peroneo

¿Qué es?

La tendinitis del peroneo es una de las lesiones más comunes entre los corredores. Normalmente se produce en las personas que, debido a su actividad deportiva, generan un movimiento repetitivo del tobillo.

Tendinitis del peroneo

Los tendones son las cintas de tejido que unen el músculo a los huesos. Existen dos tendones peroneos en cada pie, que comienzan en la parte alta de la pierna, se extienden paralelamente por detrás del hueso exterior del tobillo y se insertan uno en la parte externa del pie y el otro en la interna.

El tendón peroneo largo, se extiende por la parte exterior del pie medio, cruzando la planta e insertándose en la base del primer metatarsiano.

El tendón peroneo corto va por debajo del pie y se inserta en la base de quinto metatarsiano del pie.

La función principal de estos dos tendones y músculos es estabilizar el pie y el tobillo, evitando las torceduras, desempeñan un papel importante en la biomecánica del pie en las distintas fases de carrera. Contribuyen a la flexión plantar y a la pronación del tobillo.

tendinitis del peroneo.png

La tendinitis del peroneo es una lesión que se caracteriza por inflamación de uno o de los dos tendones del peroneo, normalmente provocada por la práctica de deportes que usan de manera reiterada los tendones, o bien por un traumatismo como puede ser la dislocación del tobillo.

Síntomas

Los principales síntomas son dolor en la zona posterior y lateral del tobillo e inflamación.

¿Cuáles son las causas que provocan tendinitis del peroneo?

El entrenamiento incorrecto o el incremento de la actividad y el uso de calzado inadecuado pueden producir una tendinitis del peroneo. Además, los pacientes con retropié varo pueden ser más susceptibles. Esto se debe a que, en esos pacientes, el talón está doblado ligeramente hacia adentro, lo que hace que los tendones peroneos trabajen con más esfuerzo. Su trabajo principal consiste en evertir o doblar el tobillo hacia afuera, lo cual es una acción contraria a la posición varo. Cuánto más trabajen los tendones, es más probable que desarrollen tendinitis.

Diagnóstico

En una exploración física se valora el rango de movilidad, la estabilidad de los ligamentos y tendones, se evalúa la fuerza del tobillo y los puntos de dolor a la palpación. El diagnostico se centra en la exploración física y por imagen para determinar la amplitud de la lesión.

Tratamiento

En la mayoría de los casos la tendinitis del peroneo se cura sin cirugía. Esto se debe a que es una lesión que se produce por un uso excesivo y puede curarse con reposo. Los pacientes deben limitar en gran medida cuánto caminan o cuánto tiempo están de pie hasta que el dolor disminuya. Esto generalmente toma varias semanas, luego se puede reanudar el entrenamiento, pero debe realizarse de manera muy lenta y según lo permita el médico. Para los pacientes con retropié varo, se recomienda una órtesis que incline el tobillo hacia el lado opuesto aliviando la carga de los tendones. Es importante hablar con el profesional de la salud acerca de cambiar el entrenamiento, esto incluye usar calzado nuevo para correr o también realizar un entrenamiento cruzado, que significa alternar las actividades todos los días. La fisioterapia también es muy importante para fortalecer los tendones .