Si cuidas tus pies, también cuida tu calzado con estos 5 tips

Llevar a cabo una limpieza y conservación de nuestros zapatos redundará en una mayor duración de los mismos. Además el cuidado de nuestro calzado conlleva un aspecto mucho más lustroso y nuevo, para ello te recomendamos:

Se estima que los mexicanos compran 5 pares de zapatos al año.

Se estima que los mexicanos compran 5 pares de zapatos al año.

Deja descansar el calzado: No es aconsejable utilizar el mismo calzado durante varios días seguidos ya que se pueden ir aflojando y pierden poco a poco su forma original aunque no se note al instante.

Zapatos mojados: Si los zapatos se mojan, debemos limpiarlos con un trapo suave y asegurarnos que no quede nada de agua sobre la superficie.

Usa un calzador: El uso de un calzador evita que se produzcan deformaciones en la parte de atrás de nuestro calzado. Su forma ergonómica evita que podamos romper el contrafuerte del zapato; es aconsejable usarlo diariamente y a la hora de probarnos un zapato. Los calzadores más largos son más apropiados para personas que les cueste más trabajo agacharse.

No abusar de los productos de limpieza: Si usas cremas, grasas, cepillos u otros productos de limpieza, intenta no abusar de ellos y que sean de la mejor calidad para que no dañen la piel. La gamuza y el cepillo que utilices deben ser exclusivos para cada color, asegúrate de usar uno para zapato negro y otro para el resto de colores. Después de utilizar el cepillo, pásalo sobre un trapo para eliminar los restos de crema y evitar que se seque la cerda.

Guárdalos correctamente: Si vas a tener los zapatos guardados durante un periodo largo de tiempo, es necesario hacerlo correctamente. No los guardes en bolsas de plástico ya que es posible que salga moho debido a la humedad, es preferible hacerlo en bolsas de tela de algodón o si tienes espacio, guarda tus zapatos en sus cajas  uno frente al otro de forma invertida, los cubrirás del polvo y mantendrán su forma original.

¿Por qué nos dan calambres y cómo podemos prevenirlos?

¿QUÉ SON Y QUÉ PROVOCAN LOS CALAMBRES?

calambres en los pies

Los calambres son contracciones musculares involuntarias dolorosas y de poca duración que se producen de forma brusca e inesperada, por alteraciones metabólicas o neurológicas, habitualmente aparecen tras ejercicios intensos y agotadores pero pueden aparecer incluso en reposo.  

Las piernas, los brazos, las manos y los pies son las zonas donde más se producen. Las causas más comunes por las cuales se producen calambres son:

Deshidratación con pérdida de agua y sales minerales.

Debemos hidratarnos a pequeños sorbos antes, durante y después de hacer ejercicio.

Déficit de potasio, sodio u otros minerales como magnesio o calcio.

Para prevenirlos, es importante llevar una alimentación equilibrada. Puede ayudarnos una buena bebida deportiva.

Situaciones de estrés o ansiedad.

Sabemos que son difíciles de evitar pero trata al menos de que el deporte no se convierta en una nueva fuente de presiones y preocupaciones. No te exijas unos objetivos demasiado ambiciosos, adapta tu entrenamiento a las sensaciones que tienes cada día e introduce actividades relajantes como yoga o pilates que además pueden ayudarte con tu flexibilidad.

Alteraciones circulatorias, tipo varices, sobre todo en los miembros inferiores.

Aunque no padezcas estos problemas, es conveniente evitar las prendas muy apretadas, que dificultan el retorno venoso. Controla tu peso y sigue haciendo deporte, son las mejores maneras de prevenir estos problemas.

Cambios bruscos de temperatura .

Exponer los músculos a cambios rápidos de temperatura pueden provocar calambres. En invierno es muy importante realizar un calentamiento adecuado y progresivo cuando salimos a entrenar al aire libre.

Hábitos de postura incorrectos para dormir o trabajar.

Una mala postura por largo tiempo puede ocasionar calambres en el momento de estirar los músculos.

Otras situaciones como embarazo, sobrepeso o alcoholismo. 

Si te encuentras en una de estas situaciones, debes ser especialmente cuidadoso a la hora de planificar tu nutrición, hidratación y sesiones de entrenamiento.

Calzado estrecho.

En el caso de los pies, pueden aparecer calambres por el uso de un calzado muy ajustado debido a la gran presión en el interior del mismo.

¿QUIÉNES PADECEN MÁS CALAMBRES?

Las mujeres embarazadas y las personas mayores o que padecen sobrepeso u obesidad están más expuestas a padecer calambres. También los que toman diuréticos (que pueden provocar una pérdida de minerales) y los que tienen antecedentes familiares. En los deportistas las causas más frecuentes son la deshidratación, especialmente en entrenamientos o competiciones prolongadas, más todavía con altas temperaturas; y los protocolos de entrenamiento incorrectos, en los que se abordan sesiones demasiado intensas para el nivel o el estado en que se encuentra el atleta o existe un déficit en los entrenamientos. Todo esto conduce a una fatiga muscular y aparición de calambres.

¿QUÉ HACER SI TIENES UN CALAMBRE?

Si se produce un calambre, debes detener la práctica deportiva, si sigues no vas a mejorar y el dolor llegará a hacerse insoportable. Normalmente remiten enseguida con estiramientos, calor y masaje local. Si el calambre es muy intenso o no remite pasados unos minutos puedes acudir a recibir atención médica.

Si realizas deporte de forma moderada, te hidratas bien y te alimentas correctamente, pero aun así continúas presentando repetidamente calambres sin que se aprecie otra causa o enfermedad que los justifique, debes acudir al médico para que realice un estudio exhaustivo que determine su causa.

Cuando los calambres se producen en la cama, es aconsejable dormir con las piernas en alto para facilitar el retorno venoso.

El uso excesivo del celular puede causar problemas de salud

Se estima que en México más del 80% de la población cuenta con un dispositivo móvil.

Se estima que en México más del 80% de la población cuenta con un dispositivo móvil.

El celular se ha convertido en el compañero inseparable de muchas personas, pero lo que mucha gente desconoce es que su uso excesivo puede causar problemas de salud.

Los padecimientos por el uso excesivo del móvil son muy variados, entre ellos podemos encontrar problemas de audición, dolor en las manos o tendinitis, dolor en cuello y dolores de cabeza relacionados con las tensiones en el cuello provocados por mala postura a la hora de mirar la pantalla del celular.

Algunos padecimientos asociados al uso excesivo del teléfono son:

Daño visual. Diversas investigaciones arrojan que la luz LED directa emitida por los teléfonos celulares pueden dañar la retina. Ojo seco, visión borrosa, y miopía temporal son las consecuencias más comunes de usar la luz alta y observar de cerca el celular. Para evitar esto se recomienda regular el brillo de la pantalla así como alejar un poco el teléfono y usar zoom para no lastimar tu vista.

Problemas en columna y cuello.  Una posición forzada al hacer uso de nuestros dispositivos pueden llegar a generar graves consecuencias para el cuello y espalda. Esto es provocado por el peso de la cabeza, ya que entre más sea su inclinación para mirar el teléfono, el peso  sobre nuestros hombros aumenta más de lo normal. Para evitarlo es necesario mantener la columna extendida con las orejas alineadas con los hombros y el celular a la altura de los ojos.

Rigidez en las manos o dedos. El movimiento repetitivo en los dedos durante el uso excesivo del celular puede causar daño en los tendones y en los nervios de las manos. La enfermedad más común es la tendinitis, es la afección en la que se inflama el tejido que conecta el músculo con el hueso. Para evitarlo podemos realizar ejercicios con las manos, abriendo y cerrando los puños rápidamente durante un minuto. 

Insomnio. Algunas investigaciones han alertado las consecuencias de usar teléfonos antes de ir a dormir, pues utilizarlo en la cama puede provocar una disminución en la calidad del sueño e insomnio, provocado por la luminosidad de la pantalla la cual hace pensar al cerebro que aún es de día y que podemos permanecer más tiempo  despiertos. Para evitar esto es recomendable no usar el teléfono cuando vayamos a dormir o bien disminuir el brillo extra en la pantalla.

Aquí te dejamos unos tips adicionales para tener una buena postura y evitar dolores por el uso del celular:

Mira adelante. En vez de mantener la vista baja cuando envías mensajes de texto o trabajas con tu celular, levántalo hasta el nivel de tus ojos. Esto sirve también si trabajas con computadora ya que así evitas el dolor constante en el cuello.

Ejercicios. Con algunas extensiones de hombros puedes mejorar el estrés en los músculos y reducir el dolor. Arquea tu cuello hacia atrás manteniendo los hombros bajo las orejas.

Mejora tu postura. Evita cruzar las piernas cuando estás sentado y que las rodillas se queden por debajo de la altura de las caderas. Usa una almohada para soportar tu espalda baja y media. No mantengas una misma posición por mucho tiempo, si estás sentado párate y camina cada hora.

Enderézate. Mírate en el espejo para enderezar tu postura y corregir malos hábitos, el objetivo tiene que ser lograr una línea vertical entre tus orejas y tus hombros.

Cambiar la postura cada hora y no abusar del celular. Puedes poner un recordatorio en el teléfono para asegurarte de que no estás en la misma posición durante muchos minutos consecutivos y cuando es momento de dejar de usarlo.

En Piédica nos especializamos en el diagnóstico de las patologías del pie, la marcha y la biomecánica por medio de alta tecnología. Nuestro tratamiento por medio de plantillas ortopédicas personalizadas brinda confort y mejora la postura de nuestros pacientes.

10 Recomendaciones para una buena postura corporal de los niños en la escuela

Durante un año escolar los niños pueden pasar alrededor de mil horas sentados frente a su mesa de trabajo, por lo que una mala postura constituye un factor de riesgo para su columna vertebral.

buena postura corporal en la escuela

La forma de caminar, de permanecer de pie, de estar sentado, de transportar la mochila, sean correctas o incorrectas, contribuyen a mantener una estática corporal buena o mala, por ello la educación postural en los niños es muy importante, pues se encuentran en una etapa de crecimiento donde las actividades que realizan van a repercutir especialmente en su estructura corporal. Por esta razón, es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Enseñar al niño que al estar sentado debe mantenerse con la espalda recta y bien apoyada en el respaldo de la silla.

  2. Promover que el niño se mantenga activo, evitando estar mucho tiempo sentado.

  3. Fomentar el hacer ejercicio de forma regular.

  4. El mobiliario escolar debe estar adaptado a la altura de cada niño, evitando especialmente las mesas bajas que obligan a permanecer encorvado.

  5. El peso de la mochila no debe superar el 10% del peso del niño.

  6. En clase o al realizar las tareas en casa deben mantener una postura erguida y alineada.

  7. Al escribir en el pizarrón, hacerlo a una altura adecuada (evitar escribir demasiado alto o muy bajo, ya que lleva a adoptar posturas forzadas para la columna).

  8. Al escribir y leer, se deberá mantener una postura erguida y alineada evitando inclinar demasiado la espalda y cuello.

  9. Al estar sentados con una mesa de trabajo delante, se debe procurar que ésta esté próxima a la silla. Así se evitará que el niño se incline hacia adelante.

  10. Evitar que el niño se siente en el borde del asiento, ya que deja la espalda sin apoyo, o sentarse inclinando y desplazando el peso del cuerpo hacia un lado.

En Piédica nos especializamos en el diagnóstico de las patologías del pie, la marcha y la biomecánica por medio de alta tecnología. Nuestro tratamiento por medio de plantillas ortopédicas personalizadas brinda confort y estabilidad a nuestros pacientes.

Mecanismo de Windlass

¿Qué es el Mecanismo de Windlass?

Este mecanismo fue descrito en el año 1954 por el autor americano John Hicks en un artículo que tenía por título “The mechanics of the foot, II: the plantar aponeurosis and the arch”. Describió el Mecanismo Windlass como la estructura formada por la fascia plantar, calcáneo, sesamoideos y metatarsos, que actúan como poleas.


La planta del pie está cubierta de una gruesa banda de tejido conectivo denominada fascia plantar que discurre desde el calcáneo hacia los dedos y con una función muy clara: soportar el arco longitudinal medial del pie. Esta estructura permite la adaptabilidad del pie a terrenos irregulares y su aportación elástica mejora la absorción de impactos contribuyendo además al ciclo propulsivo durante la locomoción, a través de una de las poleas principales de nuestro cuerpo localizada en el pie. Esta polea que nos permite propulsarnos hacia delante se la conoce como Mecanismo de Windlass.

¿ Cómo funciona el Mecanismo de Windlass?


El Mecanismo de Windlass permite la elevación y compactación del arco medial del pie, preparándolo para la fase de despegue.  Durante esta fase el pie tiene que estar en la posición de bloqueo para poder transmitir toda la fuerza y permitir la elevación o despegue. 

Este mecanismo se realiza mediante la fascia plantar. La flexión dorsal del dedo gordo del pie tensa la fascia plantar que a su vez verticaliza el calcáneo y eleva el arco medial adoptando la posición llamada de bloqueo.

En las siguientes imágenes se puede apreciar su funcionamiento.

mecanismo de Windlass.jpg

Este mecanismo se repite muchas veces durante el día al realizar la marcha.

Cualquier modificación en la fascia plantar que ocasione alguna alteración del Mecanismo de Windlass puede producir dos posibles afectaciones:

• Fascitis plantar, la fascia se puede ver afectada por un proceso inflamatorio.

• Hallux rigidus, patología que produce una disminución de movimiento de la primera articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie. Esta articulación está en la base del dedo gordo, inicialmente es llamado hallux limitus y posteriormente hallux rigidus.

hallux rigidus.jpg

Síntomas de un mal funcionamiento del Mecanismo de Windlass

  • Dolor en las rodillas, caderas y lumbares pueden tener su origen en una deficiencia del tipo Hallux limitus o rigidus, ya que altera la biomecánica tanto en bipedestación como en la marcha.

  • Exceso de pronación, diversos estudios muestran que existe una relación entre el Hallux Limitus  y la pronación, debido a que a mayor eversión del retropié existe una menor flexión dorsal de la primera articulación metatarsofalángica.

  • Fracturas y fisuras por estrés en los metatarsos al soportar más tensión de la debida ya que el Hallux no ejerce su función correctamente.

  1. Durezas o callos en las interfalángicas del Hallux por la presión que ejerce un pie excesivamente pronado o con arco muy descendido al hacer el apoyo.

Test de Jack o maniobra de Hubscher

test de Jack o maniobra de Hubscher

Un correcto funcionamiento del Mecanismo de Windlass es importante para poder correr bien, e incluso caminar. Existe una manera de comprobar si nuestro mecanismo funciona correctamente: la maniobra de Hubscher o test de Jack. Se trata de ponernos de pie, otra persona debe ayudarnos levantando nuestro dedo gordo; si observamos aumento del arco plantar y rotación externa de la tibia, el test se considera negativo, es decir, que la polea hace bien su función. Si el resultado es el contrario y vemos que el arco plantar no se levanta, hay una falla biomecánica. En este caso deberemos ponernos en manos del especialista para buscar una solución y así evitar lesiones. Además, los profesionales del sector nos ayudarán en caso de tener que utilizar algún tipo de órtesis.