PIE PLANO

Mitos y realidades sobre el pie plano

¿Sabías que en México, entre 15 y 20 por ciento de la población padece pie plano?

¿Sabías que en México, entre 15 y 20 por ciento de la población padece pie plano?

El pie plano es una afección en la que toda la planta del pie toca el piso cuando la persona está parada. Es bastante común y puede ocurrir durante la niñez si los arcos de los pies no se desarrollan, aparecer después de una lesión o por el desgaste de los años.

La mayoría de las personas no presentan síntomas, no obstante, otras pueden sufrir dolor en los pies, especialmente en el talón o el arco.

Te invitamos a conocer algunos mitos y realidades sobre esta afección.

Mitos sobre pie plano

• El pie plano surge únicamente durante la niñez.                                                                              

Falso. Ciertos factores, como el envejecimiento, sobrepeso y lesiones, pueden provocar daño en los tendones, lo que desemboca en pie plano, incluso en personas a quienes ya se les han formado los arcos.

Caminar descalzo lo ocasiona.                                                                

Falso. El caminar descalzo estimula y fortalece la función de los músculos del pie.

• Son “malos” los zapatos tipo flats, balerinas.                                                                                 

Cierto. Investigadores de la Universidad de Auburn, en Estados Unidos, descubrieron que el uso permanente de las balerinas no solo provoca dolor de pies, tobillos y piernas, también puede alterar la forma en que una persona camina debido a que no ofrecen el soporte adecuado al arco del pie.

No hay cura para el pie plano.                                                                                                              

Falso. Los pies de los pequeños pueden crecer y desarrollarse normalmente si se usan zapatos especiales, plantillas o aparatos ortopédicos.

• Hay varios tipos de pie plano.

Cierto. Existe el pie plano rígido y el flexible. El primero es el más doloroso, se presentan alteraciones grandes en la forma del pie y por lo general requiere uso de plantillas. Un niño con pie rígido se cansa mucho y no puede caminar bien. El pie plano flexible puede corregirse con ejercicios (caminar de puntitas y de talones o agarrar objetos con los dedos de los pies), casi nunca causa cansancio o molestias importantes.

• Si en mi familia hay antecedentes de pie plano, mi hijo va a tenerlo.

Falso. Aunque sí se ha observado cierta tendencia familiar, no se ha identificado ningún gen ni factor asociado que esté implicado en el pie plano.

• Se debe diagnosticar desde bebé.

Falso. Un buen diagnóstico debe realizarse a partir de los tres años de edad. Los pies de los bebés tienen una especie de almohadilla de grasa que se va deshaciendo conforme crecen, por lo que no es posible detectarlo antes de esa edad.

• Es una discapacidad.                                                                                                                               

Falso. No se clasifica como tal ya que la mayoría de los pacientes con pie plano pueden correr, saltar o realizar cualquier otra acción sin complicaciones.

• Si tengo pie plano no puedo hacer ejercicio.

Falso. Es posible caminar descalzo, correr, saltar o hacer alguna otra actividad sin empeorar la afección. Dependiendo del tipo de pie plano, un especialista determinará el mejor tratamiento para que puedas realizar tus entrenamientos de manera segura para tus pies.

El cuidado de los pies además de estético, también debería ser médico

• El 50% de los mexicanos tienen pie plano

Los pies son los que soportan nuestro peso todo el día, nos llevan a todos lados y pese a todo, los pies son la parte del cuerpo más olvidada. Su cuidado no debería ser únicamente estético, también médico, para caminar correctamente y así estar con los pies, bien puestos en la tierra.

La valoración de la biomecánica del pie, permite estudiar la pisada.

La valoración de la biomecánica del pie, permite estudiar la pisada.

En Europa el cuidado de los pies es toda una cultura. Y en México existe Piédica, institución orgullosamente mexicana, dedicada al estudio de la pisada y la postura, desde hace ya más de dos décadas, por lo que ahora estamos claros de que el cuidado de los pies, es vital a cualquier edad, porque nos permite gozar de una óptima salud estructural o bien nos permite tener una mejor calidad de vida. Piédica nació como una respuesta a los problemas de salud de los pies. Su sistema de diagnóstico es por medio de la tecnología más avanzada. La valoración de la biomecánica del pie, se realiza a través de una plataforma con sensores, es decir un baropodómetro, que permite estudiar la pisada, desde todos los ángulos; en movimiento y sin margen de error. De esta manera se pueden tratar afecciones como: Pie Valgo (es el que orienta la cara plantar hacia el borde externo de los pies); Pie Cavo (arco exagerado del pie) y el opuesto, Pie Plano.

Al respecto la licenciada Gloria Newell Orozco, Fundadora y Presidenta de Piédica, señaló que en nuestro país, de acuerdo a investigaciones realizadas por expertos médicos ortopedistas del IMSS, de 2015 a la fecha, en estados como Jalisco y Yucatán, se estima que el 50% de los mexicanos tiene pie plano y no lo sabe, pero sí lo sufre. Dijo que Piédica tiene como meta principal, que los mexicanos caminen de manera correcta; que eviten el dolor; que no presenten callosidades, dedos en garra o padezcan espolón calcáneo. Así como problemas de espalda baja, posturales y problemas en articulaciones, los que tanto afectan a los deportistas. Ya que de acuerdo a su experiencia, ha tenido pacientes que tuvieron que pasar por el quirófano, para una operación de rodillas, cuando el problema estaba ¡en los pies! Precisó que otro de sus objetivos, es la prevención y que en los niños es básico hacer una valoración de la forma en la que están pisando, para evitarles problemas futuros. Hay pequeños que se caen constantemente. Eso a veces no es perceptible para las mamás, que lo atribuyen al equilibrio. Y si bien todo va ligado, hay que observarlos.

Gloria Newell Orozco ha comentado en segmentos televisivos y conferencias, que una forma de darse cuenta si el pequeño tiene problemas al caminar, es revisando el desgaste de la suela de los zapatos. Eso responderá a interrogantes como: ¿Por qué no le gusta caminar? ¿Será flojera? ¿Tendrá alguna molestia o dolor? El diagnóstico puede realizarse desde los 4 años de edad. Y como el sistema de prevención y corrección, es a base de plantillas personalizadas de un material inteligente, las que van dentro del calzado; éstas además de ayudar a prevenir o paliar la molestia, evitarán que el niño se sienta incómodo y su autoestima se vea afectada, al usar calzado ortopédico.

Comentó que México tristemente tiene el primer lugar en Obesidad Infantil y el segundo lugar en Obesidad en adultos, problemas que se reflejan directamente en los pies, pues hay una evidente sobrecarga plantar, la que evita el correcto desplazamiento de los pies. El pie diabético, también requiere de cuidados específicos, sobre todo cuando hay una neuropatía y puede darse el caso de una lesión. El estudio y diagnóstico, serán capaces de liberar de presión esa zona vulnerable, para evitar un daño mayor.

Finalmente advirtió que la moda suele ser caprichosa y exigir tacones elevadísimos, los que pueden ocasionar dolores de espalda baja, en pantorrillas, tobillos y desde luego en pies, además de hacer de la caminata, una actividad de alto riesgo, debido a esguinces y torceduras. “Pero no se trata de que dejen de usarlos, ya que ciertamente los tacones sí hacen más estética y seductora la silueta femenina, de lo que se trata es de proteger la pisada y el impacto, con plantillas, que al ser personalizadas, darán confort y seguridad al caminar”.